Mi proyecto de reforestación

Un regalo de amor a las futuras generaciones

JORGE BERNABE VILLEDA

Mi proyecto de reforestación está situado en zona limítrofe de la Colonia la Coruña y Bosques de Prusia, en Soyapango. Comencé la reforestación el 31 de mayo de 2017, aunque ya mucho meses atrás me había dedicado a limpiar esa área.

En esa fecha, motivado por la llegada de mi hija, por el amor al medio ambiente y por ver la colonia más reforestada, yo planté el primer árbol. Una vecina de nombre Mari tiene un pequeño vivero en la Coruña, me siguió regalando varios arbolitos a partir de esa fecha, otra vecina y su esposo me regalaron árboles y un barril. Así comenzó mi proyecto.

En esa zona, muchas personas se han dedicado a talar los árboles y a quemar la maleza maleza, sin que nadie pudiera hacer nada para detenerlos. 

En la zona no hay conexión de agua y como el proyecto es personal, es poco el apoyo que he recibido de parte de instituciones.  He tocado puertas en ANDA para resolver el tema del agua y en la Alcaldía de Soyapango he pedido árboles; y he solicitado barriles en algunas organizaciones, pero hasta la fecha no he obtenido respuesta.

A pesar de todas las dificultades, hasta este día 02 de mayo he plantado un aproximado de 80 árboles entre mangos, aguacates, marañón japones, limones, papayas, palmeras, maquilishuat, caimito, marañon, guanabanas, anonas y muchos más. 

Nuestra mayor preocupación es el riego en la temporada seca, pero junto con mi familia y mi hija utilizamos botellas de gaseosa en diferentes tamaños para regar y mantener los arbolitos. El Doctor Fredy Barahona residente en Bosques de Prusia, se ofreció a colaborar con el agua durante algún tiempo, sin ese aporte los árboles no se hubieran podido mantener.

El apoyo de mi familia ha sido importante. Parecía una locura. Las personas nos veían recogiendo botellas para llevarlas con agua, incluso hasta en bolsas, llevamos agua para regar.  El riego lo hacia los viernes o sábado, por la falta de apoyo y más mi jornada laboral en algunos momentos me sentía agotado. Incluso, se presentaron dificultades: en una ocasión le prendieron fuego a una cerca que había hecho con ramas.

Hay muchas personas que se oponen, no les gusta la naturaleza, fue decepcionante ver esa escena. Le dije a mi esposa, ya no seguiré más porque me puedo meter en problemas, pues anteriormente, el predio era utilizado para botar ripio o enterrar perros.

Mi esposa me dijo: "No amor, yo te apoyaré más ahora". Ella me motivó. También mi amada hija Daysi, de dos años, son mi más grande inspiración.

Mi idea es seguir reforestando, pero el apoyo que se necesita es importante para darle el valor que la naturaleza se merece. Hay que dejar de talar árboles, hay que cuidar el medio ambiente. Debemos participar con mano de obra, con insumos que ayuden a mantener vivas las plantas, hay que cercar las áreas.

Yo no soy un acaudalado, pero con lo poco que tengo he logrado mostrar a propios y extraños que se puede hacer algo por el medio ambiente en Bosques de Prusia. Si contara con apoyo, tengo el compromiso de expandirlo a muchas áreas más. Es una idea que se puede replicar en todo el país, siendo como "hormiguitas", cada uno trabajando la tierra, regando y limpiando.

Si hay algo que quiero dejar un día a mi hija y a mis vecinos, es un nuevo bosque con un aire más limpio. Soy Jorge Bernabé Villeda, un ciudadano comprometido con el medio ambiente. 


Imagen de Odoo y bloque de texto


Imagen de Odoo y bloque de texto


Compartir