Surcando entre veredas del pasado

Administrator

El rescate de conocimientos ancestrales vinculados a los recursos naturales y prácticas tradicionales es el objetivo del proyecto implementado por la Asociación Salvadoreña para el Desarrollo Integral (ASALDI) y el Fondo de Inversión Ambiental de El Salvador (FIAES), en la reserva de biosfera Apaneca - Ilamatepec. 

El proyecto ha permitido realizar diferentes acciones coordinadas con municipalidades, principalmente con movimientos indígenas, portadores de cultura y casas de la cultura, ubicadas en los municipios de intervención: Nahuizalco, Salcoatitán, Santa Catarina Masahuat, en Sonsonate; San Pedro Puxtla y Apaneca, en Ahuachapán.

La reserva de biosfera Apaneca- Ilamatepec es un territorio reconocido por la UNESCO desde 2007 por la riqueza ambiental que posee. También, se caracteriza por ser una región rica en tradiciones, costumbres y cosmovisión por la presencia de pueblos indígenas. Sin embargo, la transmisión de la cultura ancestral de generación en generación se ve afectada por la migración, olvido y marginación, por lo que se requiere del fortalecimiento de los procesos de promoción para evitar que desaparezca. 

Con una inversión de $140,000, el proyecto comprende acciones orientadas al rescate del patrimonio cultural y natural. Como parte de las actividades desarrolladas, se crearon casas de semillas y se promovieron cultivos de especies nativas como cacao y árboles frutales; además, se impartieron capacitaciones a los agricultores sobre prácticas de cultivo amigables con el medio ambiente. 

Uno de los principales logros del proyecto es la implementación de un plan de educación y sensibilización en 15 centros educativos y 18 comunidades, en el que se involucraron 1300 alumnos de educación básica y 800 jóvenes. Dicho plan de educación se enfocó en el fortalecimiento de diferentes ejes culturales, como por ejemplo el rescate de la lengua Nahuat, los instrumentos y la música ancestral, los juegos tradicionales y expresiones culturales propias de cada municipio. Todo ello con el propósito de rescatar y revitalizar la relación del hombre con la naturaleza. La idea es que las personas mantengan la costumbre de cuidar, respetar y ser agradecidos con la madre naturaleza por los alimentos que proporciona.

Además de contribuir a la promoción de cultivos ancestrales, se fortaleció el rescate de juegos e instrumentos musicales tradicionales por medio de talleres para el aprendizaje de marimba, pito, tambor y guitarra. 

En coordinación con los diferentes actores locales, se realizó un foro cultural en el que se abordaron estrategias adecuadas para la construcción, preservación y difusión de la memoria histórica, mediante la unificación de las percepciones, hechos relevantes, lugares simbólicos destruidos,  historia natural y etnobotánica. Esto con el fin de apoyar la divulgación de las expresiones ancestrales desde la perspectiva de los pueblos indígenas o pueblos originarios.  

Los resultados obtenidos fueron posibles gracias al involucramiento y empoderamiento de las poblaciones beneficiarias. Pero, sobre todo,  fue clave el trabajo intergeneracional para la preservación, fortalecimiento y rescate de los conocimientos, expresiones culturales, prácticas y tradiciones ancestrales. Además, la sistematización de la experiencia ha permitido que exista un respaldo que brinde una devolución de la información de los esfuerzos realizados durante el período. Dicha sistematización es clave y un insumo base importante para la continuidad de los proyectos relacionados con este tema.