Alerta ante posible usurpación del ANP SANTA RITA que resguarda especies en peligro de extinción

20 DE MARZO DE 2019

El Área Natural Protegida El Chino, en Ahuachapán,  forma parte de las 295 hectáreas del Área de Conservación Imposible-Barra de Santiago, considerado de vital importancia para la protección de especies en peligro de extinción, alojados en sus bosques de galería y las zonas pantanosas.

Para FIAES es preocupante que se intente tomar posesión ilegal de la tierra para posteriormente cultivar caña y granos básicos, dado que con la inversión de nuestros proyectos se han identificado tres sitios importantes que requieren la total protección ante los daños que una invasión humana puedan ocasionar. Estos lugares son: la poza del cabildo, la lagartera y la pimentera, que están en el radio inspeccionado por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Estos sitios resguardan los nichos de conservación para especies de caimanes, cocodrilos, pez machorra y nutrias, por lo que desde el año 2008 se apoya financieramente a la Asociación de Desarrollo Comunal Nueva Esperanza (ADESCONE). Se han ejecutado acciones de conservación y restauración como rotulación, construcción de infraestructura básica de vigilancia para control de incendios, estudios de investigación de flora y fauna, monitoreo de especies, proyectos de emergencia para las inundaciones y educación ambiental.

El gerente de Áreas Naturales Protegidas del MARN, Javier Magaña, informó que un grupo de personas pretenden instalarse en la zona, pero ante la presencia policial se retiraron el domingo dejando algunas estacas clavadas en el suelo, a manera de identificar las parcelas, por las que aseguran habían pagado a terceros para obtener el supuesto derecho a la tierra.

Además, técnicos del MARN  reportaron algunos daños como tala de 15 ceibas de entre 2 y 5 metros de alto, que habían sido plantadas en 2016, como parte de un plan de reforestación impuesto por el Juzgado como medida cautelar contra el ex alcalde de San Francisco Menéndez, Narciso Ramírez Ventura.

Actualmente, la Fiscalía General de la República realiza la investigación pertinente y advirtió que el artículo 45 de la Ley de Áreas Naturales Protegidas, establece como infracción muy grave el “ocupar o permanecer dentro de un área natural protegida con fines habitacionales u otros que alteren el estado natural del área”.


Compartir