Sitio Ramsar embalse Cerrón Grande

Con el apoyo de FIAES se realizó una investigación sobre el aprovechamiento sostenible del pato cormorán y la ninfa.

Declarado sitio Ramsar el 22 de noviembre de 2005, es el mayor cuerpo de agua de El Salvador y el hábitat de numerosas especies de aves nativas y migratorias. Está localizado entre los departamentos de Chalatenango,  San Salvador y Cuscatlán. Es uno de los humedales de mayor relevancia para la producción de energía eléctrica.

Biodiversidad

El humedal comprende diversas isletas que albergan una población significativa de aves que utilizan este lugar como sitio para descanso, anidación y alimentación.  Abundan diversas especies de patos, una de las más representativas es el pato cormorán considerado una amenaza para el humedal por su proliferación.

Se han identificado 15 especies de peces, de las cuales 12 son nativas del país. Las especies comerciales que más se aprovechan son las sardinas y bagres.

La especie acuática que tiene más impacto es el Jacinto de Agua, que si no se controla puede afectar la pesca y navegación.

Servicios ecosistémicos

Este sitio Ramsar contribuye a la recarga de acuíferos, almacenamiento de agua, producción pesquera, control de inundaciones, depuración de aguas,  pastos para ganado,  tierras favorables para el cultivo, producción de energía eléctrica y belleza escénica.

Problemas

Las situaciones más complejas son la confluencia de ríos con elevada carga orgánica y desechos sólidos, como el Acelhuate, que inciden en muy bajos niveles de oxígeno en el humedal. También se consideran amenazas las colonias de pato chancho y la cobertura del jacinto de agua en el humedal, que afectan la calidad del agua, lo cual se agudiza en la época seca debido a la proliferación de microalgas que deterioran aún más la situación en el área.

1,174

proyectos ambientales financiados

270

organizaciones ejecutoras de proyectos

23

años de gestión y movilización de recursos para la conservación

Miembro de: