Conectividad de áreas naturales para la conservación del Mono Araña

El bosque Chaguantique en lengua Nahuat significa “lugar de hermosos manantiales” y es una de las zonas naturales protegidas de El Salvador. Cuenta con alrededor de mil hectáreas de terreno y está ubicada en el municipio de Jiquilisco, justo en medio de la ciudad de Jiquilisco y puerto El Triunfo.

Este bosque se caracteriza por tener árboles de 50 a 60 metros de altura. Las especies más comunes son el Conacaste Blanco, el Conacaste Negro, el Almendro de río, el Ojushte – cuyo fruto es el alimento preferido por los monos araña – y otras pequeñas plantas como el Huiscoyol y el Platanillo.

Entre su fauna se encuentra el Mono Araña (A. geoffroyi), especie de simio que cuenta sólo con cuatro dedos y se aparea todo el año. Se registra la presencia de especie únicamente en la Reserva de la Biosfera Xiriualtique – Jiquilisco.

La población de mono araña ha disminuido a lo largo del tiempo por el grado de perturbación humana, debido a que esta especie presenta poca adaptabilidad a la conmoción humana, por lo que sus poblaciones pueden declinar fácilmente cuando sufren demasiada presión por actividades agrícolas en un terreno, ruido en carreteras y extracción de leña.

Cabe mencionar que esta perturbación ha ido disminuyendo poco a poco por el aporte que realizan los guardarrecursos y encargados del área para mejorar las condiciones del bosque.

Por otro lado, la especie puede enfrentar un problema de aislamiento social y genético al no tener contacto con otra población, lo que reduce en gran medida su éxito reproductivo.

Para la restauración de su hábitat, FIAES junto a la asociación ACUDESBAL se encuentran realizando el fortalecimiento de la gestión sustentable y la restauración de 60 ha de cobertura boscosa en ANP y zonas de amortiguamiento. Esto se hace por medio de la articulación con líderes y propietarios de parcelas que colindan con el ANP Chaguantique y bosque salado.

Este proceso tiene por objetivo implementar la conexión de corredores ambientales que favorezcan la cobertura de paisaje entre las zonas núcleos de la reserva de biosfera, con  involucramiento de al menos 10 comunidades que viven en los alrededores de estos espacios naturales o que se encuentran dentro del área natural protegida (ANP)  y corredores a  implementar.

Dentro de este marco se ha realizado la firma de convenios con ACUDESBAL el cual junto a FIAES están aportando para la restauración del bosque dulce y salado la cantidad de $127,585.00