Alerta ante posible usurpación del ANP El Chino que resguarda especies en peligro de extinción

20 DE MARZO DE 2018

Territorios intervenidos con los proyectos

Odoo CMS - una imagen grande

Las compensaciones ambientales buscan resarcir los efectos negativos que generan las empresas en su desarrollo productivo y que impactan el medio ambiente. En El Salvador, FIAES se ha convertido en un agente facilitador de los proceso de compensación que ofrece beneficios importantes para reducir los tiempos y costos de identificación de proyectos, proporciona ayuda técnica, financiera y comunicacional, y fortalece la transparencia de los proyectos aprobados y su fuente de financiamiento a través de publicación periódica de las acciones ejecutadas.

Para la ejecución de los proyectos se han identificado dos sectores que necesitan especial atención en la restauración sostenible de los recursos que proveen. Entre ellos están los sistemas agro-productivos diversos y los bosques dulces y de manglares.

Los sistemas agro-productivos se relacionan directamente con la agricultura y la ganadería sostenible, actividades que se desarrollan principalmente el corredor seco de nuestro país. Se ha contribuido al establecimiento de 375 hectáreas de sistemas agroforestales y 170 hectáreas de sistemas silvopastoriles. Se sembraron 41,622 árboles forestales y 20,240 frutales en asocio con cultivos tradicionales como café, granos básicos y actividades ganaderas.

Por medio de la construcción de obras de conservación de suelo se ha contribuido a la infiltración aproximada de un millón y medio de metros cúbicos de agua en el manto freático y se capturó 712 toneladas de CO2 a través de la implementación de prácticas agropecuarias sostenibles.

Los bosques dulces y los manglares son importantes para la conservación de ecosistemas que alojan la vida de especies terrestres y acuáticas. Con la inversión de los fondos de compensación ambiental se inició el proceso de restauración de 152 hectáreas de bosque por medio de cercado, señalización, vigilancia y siembra de 37,000 árboles entre forestales y frutales.

Se estima la captura de 3,885 toneladas de CO2 con la reforestación y se previno la liberación de 203 toneladas de CO2 con la protección de áreas naturales con brechas corta fuego.

Con la rehabilitación de 7.5 km de canales estuarinos se impactó en aproximadamente 90 hectáreas de bosque de manglar, generando la captura de 11,652 toneladas de CO2.




SHARE