ASPECTOS GENERALES DE LA OCURRENCIA DEL CACIQUE ALÍAMARILLA ( Cacicus melanicterus ), EN LA ZONA TERRESTRE DEL ÁREA NATURAL PROTEGIDA COMPL EJO LOS CÓBANOS, 2008

Research

Share on Social Networks

Share Link

Use permanent link to share in social media

Share with a friend

Please login to send this document by email!

Embed in your website

Select page to start with

44. 44 ANEXO 7 . Capacitación a estudiante s de El Flor.

15. 15 Se georreferenciarán los sitios donde se localicen la s aves en es tudio por medio de un GPS, mapa de 1:25,000, brújula, lector atmosférico de bolsillo, y software para manejo de mapas y también se utilizará una prensa de madera para hacer colectas botánicas de las especies vegetales que la especie utilice donde construyan los nidos y/o se alimente o perche.

38. 38 Anexo 2 Hembra de C. melanicterus

39. 39 Anexo 3 Juvenil C. melanicterus

2. 2 ÍNDICE RESUMEN ................................ ................................ ................................ .............. 4 INTROD UCCIÓN ................................ ................................ ................................ .... 5 1. OBJETIVOS ................................ ................................ ................................ ........ 6 Objetivo general ................................ ................................ ................................ ... 6 Objetivos específicos ................................ ................................ .............................. 6 2. MARCO TEÓRICO ................................ ................................ .............................. 7 2.1 Descripción: ................................ ................................ ................................ ... 7 2.2 Descripción de la f amilia Icteridae ................................ ................................ . 8 2.3 Trabajos con especies de la familia Icteridae. ................................ ............... 9 3. Metodología ................................ ................................ ................................ ....... 13 4. RESULTADOS Y DISCUSIÓN ................................ ................................ ......... 16 4.1 Biología reproductiva y post reproductiva ................................ .................... 16 4.1.1 Construcción del Nido. (Fase I) ................................ ................................ 16 4.1.2 Cortejo ................................ ................................ ................................ ...... 20 4.1.3 Cópula ................................ ................................ ................................ ...... 21 4.1.4 Defensa de Territorio ................................ ................................ ................ 21 4.2. Incubación (Fase II) ................................ ................................ .................... 21 4.3 Alimentación de las crías ................................ ................................ ............. 23 4.4 Descripción de los juveniles, e inmaduros (fase III) ................................ ..... 24 4.5 Distribución de los nidos ................................ ................................ .............. 24 4.6 Breve descripci ón de los sitios de anidación ................................ ............... 26 4.6.1 Los Cóbanos ................................ ................................ ............................. 26 4.6.2 El Flor ................................ ................................ ................................ ....... 27 4.6.3 Salinitas ................................ ................................ ................................ .... 27 4.6.4 Santa Águeda ................................ ................................ ........................... 28 4.7 Mapa de Distribución de nidos ................................ ................................ ..... 29 4.8 Sitios importantes para la conservación ................................ ...................... 30 4.9 Principales amenazas de C. melanicterus ................................ ................... 32 5. CONCLUSION ES ................................ ................................ .............................. 33 6. RECOMENDACIONES ................................ ................................ ..................... 34 7. BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA ................................ ................................ ....... 35 8. AN EXOS ................................ ................................ ................................ ........... 37

33. 33 5 . CONCLUSIONES 1. Se registro que la especie anido muy cerca de las viviendas en todos los sectores en 64%, sin embargo la especie es muy cautelosa con la influencia antropogénica. 2. Los nidos fueron realizados de dos a cuatro semanas, empleando un tiempo promedio para enhebrar los nidos de 0.83 en el cual la hembra emplea una media de 8.8 viajes por hora y 7 .1 en llevar el material de construcción. 3. El cortejo se observó solo en la fase de construcción de nidos representado en un 9.2 % de esa fase. La copula fue observada en un 1.2% en esta actividad. 4. El macho no enhebra el nido, sin embargo defiende territor io en un 100%; esta conducta se vio mas frecuente en la fase de construcción de nidos. 5. El Tiempo promedio que hembra empleo para la incubación fue de 7.0 min y la especie era muy sigilosa en esta actividad 6. En la alimentación de pollos lo realizó en mas oc asiones la hembra 61%, el macho 32.6% y ambos en 6.31%, del cual la dieta de los pollos fue de proteínas en un 100% (insectos). 7. El Flor fue el sector en donde se encontró mayor cantidad de nidos representando el 41% del total de nidos. 8. El árbol más utiliza do como hospedero fue Conacaste Blanco ( Albizia caribea) en un 72% y la especie vegetal en donde se encontró la menor cantidad de nidos fue izcanal en 1% 9. La altura promedio de los nidos encontrados fue de 9 m, a si mismo se encontró una altura mínima que f ue de 3 m y una máxima de 20 m 10. S e determino que Los Bosques riparios de El Flor, Salinitas, y Santa Águeda son importantes para la conservación de la especie, siendo estos ríos: Las Marías, Venado; quebrada El Muerto; y Acequias. 11. Los cuerpos de agua en donde se encontró la mayor cantidad de nidos fue Las Marías, Acequias, Venado.

43. 43 ANEXO 5. Capacitación a guarda recursos de ANP Complejo Los Cóbanos ANEXO 6. Capacitación a estudiantes de Playa Los Cóbanos.

14. 14 Se emple ó un esfuerzo de muestreo de 15 días por mes durante tres meses para documentar la biología reproductiva y dos meses para tomar los otros aspectos relativos a la distribución, para un total de 90 días de campo. El tipo d e muestreo empleado fue estratificado , permitiendo que el área pueda ser dividida en estratos , tomando como variable los principales tipos de hábitat existentes. Se empleó como métodos específicos la búsqueda intensiva, conteo por p untos. Búsqueda intensi va fue utilizada al inicio de la investigación, para poder encontrar los nidos, tal como lo sugiere Ralph et al. 1996. Conteo por puntos, fue empleado cuando los nidos sean localizados para estudiar la bi ología reproductiva, cada nido fue observado por una hora en cada punto, luego se pasó a observar los otros alternadamente hasta completar once horas de muestreo al día. La investigación se dividió en tres fases que se denominaron: Fase I: Construcción de los nidos, en donde se busca ro n nidos en construcci ón para observar el comportamiento de la parejas; luego estuvo la Fase II: Observación de la anidación (cuidado parental, alimentación) Fase III: Post reproducción, la cual consistió en documentar los sitios de ocurrencia en el periodo post reproductivo. Los recorridos iniciaban a las 06:00 a.m. y terminarán a las 5 :00 p.m. y el tiempo invertido de observación en las zonas de anidación dependerá de las actividades de la especie. Para r egistrar las principales amenazas de la C. melanicterus . Se hicieron ob servaciones directas para documentar cuales s on las causas que más le afectaron (perdida de nidos, huevos, juveniles - inmaduros, reproductores) por razones naturales o antropogénicas.

34. 34 6. RECOMENDACIONES 1. Se recomienda hacer un monitoreo de la especie durante todo el año y así poder seguir documentando la biología reproductiva de la especie. 2. Se necesita hac er un estudio de uso de hábitat para poder determinar la preferencia de un hábitat con otro, y así saber porque usan mas un sector que otros. 3. Se sugiere hacer estudios con telemetría con la especie para poder registrar si esta hace movimientos de Guatemala a El Salvador o viceversa, de lo contrario seria difícil determinar esos movimientos. 4. Se recomienda fortalecer la vigilancia de los guarda recursos en los ríos Las Marías, Venado; y otros cuerpos de agua (quebradas y acequias), pues estos tienen mucha pre sión antropogénica. 5. Se recomienda dar fortalecer las medidas de manejo a los cuerpos de agua en la zona de amortiguamiento ya que esta zona anidan muchas especies importantes como es el caso de Cacicus melanicterus, pues es la única zona en donde se ha reg istrado a nivel nacional. 6. Se sugiere seguir trabajando con charlas de educación ambiental a las personas y niños de las comunidades en donde anida la especie para fomentar un potencial eco turístico y así contribuir a la conservación de la especie .

37. 37 8 . ANEXOS Anexo 1 Macho adulto de C. melanicterus

9. 9 agresivos con los intrusos. (Kri cher, 2006). A nidan en diferentes especies de árboles pero sus estructuras son similares (Fraga, 1989). Los Caciques tienden a agruparse para acosar a potenciales aves depredadoras y los nidos abandonados que no se utilizan permanecen en el árbol junto c on los nidos activos, esto para confundir al depredador (Kricher, 2006). 2.3 Trabajos con especies de la familia Icteridae . Elizondo (2000) menciona que la especie Cacique Lomiescarlata ( Cacicus uropygialis) frecuenta los niveles superiores del bosque, lo s parajes vecinos parcialmente despejados, claros con árboles aislados y áreas de crecimiento secundario en Costa Rica. El mismo autor señala que el nido consiste en una bolsa periforme, hábilmente tejida con materiales fibrosos, de 39 a 64 cm de longitud, de fondo acolchado con vilano, colgada llamativamente de una rama externa de un árbol; se localiza a una altura de 3.5 a 30 m, y en ocasiones a menor altura sobre el agua. Con frecuencia se ubica cerca de avisperos activos. No forman colonias, aunque los nidos en uso a menudo se encuentran muy cerca de los usados. También manifiesta que p onen 2 huevos alargados y blancos con pocas manchas y rayones café pálidos y negruzcos, especialmente cerca del extremo grueso. Se reproducen de febrero a junio. Los ejem plares juveniles pueden ser alimentados por otros miembros de la bandada que no son sus padres. L os nidos del Bolsero Castaño ( Icterus spurius) en Washington EUA , alcanza una altura de 1.8 a 12.20 m de altura, pero usualmente son de 3.6 a 6 m, en una bue na variedad de árboles, rara vez alcanza tres o cuatro pulgadas de profundidad la cavidad interna del nido, es abierto de toda la extensión superior de la entrada alcanzando ahí su más largo diámetro (Shufeldt, 1903).

12. 12 de 0.6 a 1.8 m. de largo, adosada a una rama terminal alta en una colonia densa. ( Elizondo, 2000). En Costa Rica anidan en árboles aislados que contengan el dosel del árbol en forma de sombrilla a una altura de 12 a 30 metros; usando mayormente dicotiledóneas y en baja proporción palmas (Fraga, 1989). Ponen dos huevos blancos anteados, colocados sobre un lecho de hojas o fragmentos pequeños de hoja en el fondo de la bolsa. Se reproducen de enero a agosto. Los machos defienden a grupos de hembras sexualmente receptoras. Forman bandadas dispersas compuestas por pocos o muchos individuos. Vuelan lentament e a la altura de las copas de los árboles, y sus aleteos son pausados; los machos producen un golpeteo profundo al volar. ( Elizondo, 2000). Por otro lado el mismo autor manifiesta que la Oropéndola Cabecicastaña ( Psarocolius wagleri ) prefiere áreas boscosa s, aunque anida en el borde del bosque o en claros y árboles aislados. Para el país es clasificada como ave residente generalista de bosques y altitud (Komar et. al , en prep. ) Su nido es una bolsa periforme pardusca de 1 m. de largo, con la entrada en la p arte superior. Entre 12 y 50 nidos cuelgan juntos en la copa de un árbol alto aislado de los otros; las colonias son conspicuas y las aves entran y salen a lo largo de todo el día. Ponen 2 huevos de color azul pálido, con marcas café negruzcas, sobre todo en el extremo grueso. Por lo general, las hembras son más numerosas que los machos en las colonias. ( Elizondo, 2000).

5. 5 INTRODUCCIÓN La zona marina costera y sus recursos son un patrimonio de importancia para diversificar la economía del país. Los Cóbanos ofrecen oportunidades para la conservación de la biodiversidad, el turismo y la acuicultura. Durante los últimos cincuenta años, muchos de estos ecosistemas han estado sometidos a un constante impacto antropogénico negativo (ICMARES 2006). El ANP Complejo Los Cóbanos es un Área que presenta la mayor diversidad marina a nivel nacional (Vásquez et al. 2007) pero la mayor parte de los esfuerzos se han enfocado a la zona intermareal, muy poco esfuerzo se ha hecho en el ámbito terrestre, hasta el momento se cuenta con un sólo estudio en el sector Santa Águeda el Zope (Ibarra Portillo 2005), por lo que se hace importante realizar estudios en las zonas terrestres d el Área. En la presente investigación se estudió El Cacique Alí amarilla ( Cacicus melanicterus ) que pertenece a la familia de las Chiltotas y Bolseros, una familia de amplia distribución en los trópicos y con 18 especies registradas en El Salvador, hasta l a fecha no se ha hecho ningún estudio sobre esta especie a lo largo de su distribución, la cual incluye la planicie costera desde Oaxaca, México hasta El Salvador (Howell & Webb 1995), Con el presente se pretende contribuir al conocimi ento de los aspecto s generales de la ocurrencia del Cacique Aliamarillo ( Cacicus melanicterus ) , en la zona terrestre del Área Natural Protegida Complejo Los Cóbanos, y generar insumos para la conservación de otras especies terrestres y sus hábitat asociados.

13. 13 3. Metodología El estudio se llev ó a cabo en la zona terrestre del Área Natural Protegida Complejo Los Cóbanos y la zona de amortiguamie nto , los sectores muestreados fueron : Los Cóbanos, Santa Águeda - El Zope, Salinitas y El Flor, tomando en cuenta que son lugares do nde se puede observar la especie con facilidad . A continuación se presenta la figura 1 en donde se muestra el uso de suelo qu e se da en la zona. Figura 1: Mapa uso de suelo. Fuente: ICMARES 2006

36. 36 Komar & J. P. Domínguez. 2001. Lista de Aves de El Salvador, Fundación Ec ológica de El Salvador - SalvaNATURA, San Salvador. 76 pp. Komar O, Herrera N, Girón L e Ibarra Potillo (En prep.) La Lista Roja 2007 de aves de El Salvador, Borrador del Informe Final. Kricher J. 2006 Un Compañero Neotropical. Is derivate work of A Ne otropical Companion, Published by Princeton University Press. Editores de la versión en español Álvaro Jaramillo y Luís Segura 2ª ED. Distribuited by American Birding Association, Inc. Colorado Spring. 437 p. Pleasants, B. Y. 1981 Aspects of the breeding biology of a subtropical oriole, Icterus gularis. Wilson Bull . Volumen 93 numero 4 pp. 531 - 537. Shufeldt R. W. 1903 The nest of the orchard oriole ( icterus spurius ) Wilson Bulletin . Nº 43 a quaternaly journal of ornithology Vol 10 Nº 2. Sutton G. M. y P ettingill O. S. 1943 The Altamira oriole and its nest. The Condor. Vol. 45 Nº 4 pp. 125 - 132.

31. 31 Con la figura anterior se puede mencionar que los sitios estadísticamente más importantes son El Flor pues ya que en este sector los individuos usaron el río Las Marías y acequias ; Salinitas utilizaron las cercanías al río Venado y acequias; Santa Águeda es un caso particular ya que aquí lo indivi duos utilizaron parte del río Venado, acequias y la quebrada El Muerto; y por ultimo Los Cóbanos, en este sector individuos se restringieron solo las cercanías del río Las Marías . Para proponer sitios importantes para la conservación de la especie, estadí sticamente se puede mencionar los cuatro cuerpos de agua : Las marías dado que la especie lo utilizó en dos sectores (Los Cóbanos, El Flor), Venado (Salinitas, Santa Águeda) y las acequias (El Flor, Salinitas, Santa Águeda), a pesar que la Quebrada El Muer to es el único cuerpo de agua que fue utilizado en un solo sector por los individuos no se debe subestimar ya que es un bosque ripario que albergó 16 nidos solo del sector Santa Águeda , siendo un numero más elevado que los nid os de sector Los Cóbanos (n=8) . A continuación se muestra la figura 18 que muestra la cantidad de los nidos en los cuerpos de agua antes mencionados. CANTIDAD DE NIDOS EN LOS CUERPOS DE AGUA 26 18 23 16 0 5 10 15 20 25 30 Las Marías Venado Asequias El muerto Con la figura anterior se puede observar la cantidad de nidos en los diferentes cuerpos de agua en donde anido la especie , de mane ra general lo s cuatro sitios Figura 21: Cantidad de nidos en los cuerpos de agua.

7. 7 2. MARCO TEÓRICO C. melanicterus es una especie que habit a del pacífico en las tierras bajas. Se distribuye de México a Guatemala (Howell & Webb 1995). Es un ave generalista de habitats abiertos, tierras bajas, (Komar y Domínguez 2001). Su primer registro fue en Los Cóbanos en 1994 (Ibarra Portillo, Com. Pers) . Para Komar & Domínguez (2001) se desconocía su estatus reproductivo, dado que solo se contaba con un registro, la clasificaron como casual. En la actualidad se ha registrado solo en la parte terrestre y zona de amortiguamiento del ANP Complejo Los Cóbano s. Cabe destacar que Ibarra (2005) registró 6 especies de la familia Icteridae, no reportando a C. melanicterus. Esto debido a que su estudio se enfoco en el sector Santa Águeda El Zope y la especie nunca fue vista por el investigador. 2.1 Descripción: C acicus melanicterus es un ave terrestre que presenta notable dimorfismo sexual, el macho mide de 30.5 a 33 cm y la hembra de 26.5 a 29 cm (Howell & Webb, 1995). El macho presenta un mechón o cresta, levantándola en algunas ocasiones, pico amarillo claro, patas gris oscuro, espalda negro brillante, en las plumas cobertoras de las alas tiene una franja amarilla, al igual que en la rabadía y la cola a excepción de las rectrices centrales.(Howell & Webb, 1995). (Ver anexo 1) La hembra es café pálido, presenta cresta en pequeña proporción, al lado de la frente tiene manchas amarillas (Ver anexo 2) . Los juveniles e inmaduros son café pálidos pero más café que las hembras en el caso de los machos, (Howell & Webb, 1995). Presentan el inicio de lo que serán las cobe rtoras de las alas, en una franja amarilla muy delgada (Ibarr a, 2008 com . pers ).

27. 27 4 . 6.2 El Flor Fue el sector en donde se encontró más abundancia de nidos (n= 34 ) de los cuales 28 estaban cerca de asentamientos humanos esto representa el 82.4% solo de los nidos de El Flor y un 34.6% de los nidos totales . El panorama se dividía en bosque de galería en el Río Las Marías , zonas de pastizales, y zonas de cultivo, también casas que están ubicadas del puente de l desvío El Flor hacia el Este. 4.6.3 Salinitas Se observó un total de 20 nidos en este sitio, de los cuales 16 estaban cerca de viviendas represent ando un 84.21% de los nidos de este sector y esto es el 19.8 % de todos los nidos encontrados. Solo tres nidos fueron encontrados lejos de viviendas, dos a la orilla del río El Venado y uno en un pastizal. Figura 15: Las Veraneras Resorts. Figura 16: Puente de la entrada del ca serío El Flor

28. 28 La mayoría de nidos se encontró en el desvío de Salinitas ( n=11), que es un lugar con muchas viviendas , también se observaron pastizales y bosque de galería en el Río El Venado. 4 .6.4 Santa Águeda Para este sector se tomaron en cuenta los nidos de Comandaris (n=11), cabe mencionar que todos se encontraron cerca de la carretera y en la Hacienda Marques (n=10) de los cuales 4 en los alrededores de la hacienda. Y los otros 6 se registraron cerca del río El Muerto . De manera general los sectores muestreados no variaban tanto en cuanto a especies vegetales; es decir en todos los lugares se podía observar las cinco especies vegetales que utilizaron para la anidación. C. melanicterus anido cerca de los ríos: Las Marías, Venado, Quebrada El Muerto , Las cañas y acequias calles y viviendas . Figura 18: Santa Águeda Figura 17: Desvío Residencial Salinitas.

32. 32 son importantes ya que la especie hizo una cantidad considerable de nidos en los cuerpos de agua, comparados con los nidos totales que se encontró el año pasado por Ibarra (n=37). 4.9 Principales amenazas de C. melanicterus En toda la fase de investigación no se observó amenazas antropogénicas, solo amenazas naturales como Amensalismo por parte de Molothrus aeneus, Campylorhynchus rufinucha , sin embargo se procedió ha hacer charlas de capacitación a los guarda recursos para qu e se siga monitoreando la especie, que se realizó el jueves 28 de agosto (Ver Anexo 5) y educación ambiental en centros escolares de : Playa Los Cóbanos que se realizó el 1 de octubre. (Ver Anexo 6) y El Flor que se llevó a cabo el 23 octubre (Ver Anexo 7 ) . Los temas tratados en las charlas se enfocaban sobre la importancia de la especie en la zona y que los niños/as, personas y guarda recursos comprendan el interés por conservar la especie ya que solo se ha registrado en el ANP Complejo Los Cóbanos, y así poder ser un potencial turístico en el futuro y pequeños debates en donde se mencionaran medidas para la conservación de la especie.

29. 29 4 . 7 Mapa de Distribución de nidos en el ANP Complejo Los Cóbanos y su zona de amortiguamiento. Figura 19: Mapa de distribución de nidos de Cacicus melanicterus en el ANP Complejo Los Cóbanos. Fuente: MARN 2002

30. 30 4.8 Sitios importantes para la conservación del Cacique Alíamarillo en el ANP Complejo Los Cóbanos. Para proponer sitios de conservación para C. melanicteru s se realizó un análisis de varianza con los sitios de anidación y los cuerpos de agua más cercanos que ocupó para la anidación, y así poder ver cual es el que más utilizó. De los cuales se obtuvo, P< 0.05 ; 3, 79 GL utilizando la prueba de Kruskal - Wallis , en donde se encontró diferencia estadísticamente significativa con una confianza de 95.0 % . Se realizó un procedimiento múltiple de comparación de Duncan para determinar en donde hay diferencias significativas, se encontró diferencias en El Flor con Los Cóbanos, Salinitas y Santa Águeda; Los Cóbanos con Santa Águeda; y Salinitas con Santa Águeda, con un nivel de confianza de 9 5%. A continuación se puede observar de forma grafica el ANDEVA antes mencionado. NIDOS REALIZADOS EN LOS DIFERENTES CUERPOS DE AGUA RIOS 1 2 3 4 1 2 3 4 sitio 2 Figura 20: Nidos realizados en los diferentes cuerpos de agua. Eje Y: 1=Los Cóbanos; 2=El Flor; 3=Salinitas; 4=Santa Águeda. Eje X: 1=Las Marías; 2=Acequias; 3 =Venado; 4= Quebrada El Muerto

8. 8 Los juveniles no presentan la cola desarrollada , tienen simplemente plumas cortas amarillas. Los inmaduros presentan c uerpo negruzco, bandas amarillentas que van desde la re gión occipital y la región malar hacia la base del pico en forma diagonal, en la espalda y cola, presentan franjas amarillas. (Ibarra Portillo com . pers ). (Ver anexo 3) 2.2 Descripción de la familia Icteridae La gran familia de aves Icteridae del Ord en Pa seriformes incluyen a los Tordos, Oropéndolas, Bolseros, Caciques y Aves a fines (Kricher, 2006). La mayoría de estos, son generalistas en sus hábitos alimenticios, primordialmente son insectívoros, en ocasiones consumen néctar y frutos. (Pleasants, 1981). En el Neotrópico hay 13 especies de “Oropéndolas”, veinticuatro de Bolseros (Chiltotas), y nueve de Caciques . (Kricher, 2006). Para El Salvado r se cuenta con una especie de Oropéndola ( Psaracolius wagleri) y una de Cacique , ésta sólo se ha registrado en Los Cóbanos siendo el “Cacique Alíamarilla” ( C . melanicterus ) (Komar et.al en prep .) Las Oropéndolas y los C aciques son coloniales y hacen largos nidos colgantes en forma de bolsa . En el caso de los nidos de las oropéndolas son fácil de distinguir ya que están en sitios abiertos y en gran n ú mero de nidos colgantes (Kricher, 2006). El mismo autor m enciona que las Oropéndolas y los Caciques son relativamente delgados, con largas colas y picos puntiagudos. Los Caciques son mayormente negro lustroso presenta n rabadilla y parches alares rojos o amarillos brillante con picos amarillos. Este mismo grupo de aves tiende a ubicar sus colonias cerca de nidos de abejas o avispas, esto debido a que estos insectos coloniales pueden ser

16. 16 4. RESULTADOS Y DISCUSIÓN A c ontinuación se presentan los resultados detallados y completos de la investigación: A spectos generale s de la ocurrencia del Cacique A líamarilla ( C acicus melanicterus ), en la zona terrestre de l Área Natural P rotegida Complejo Los Cóbanos. Estos fueron tomados d urante los meses de abril a Agosto de 2008. 4 .1 B iología reproductiva y p ost reproductiva del Cacique Alíamarilla ( Cacicus melanicterus ). Se documentó la biología reproductiva desde los meses de abril a Agosto de 2008. Se e valuaron los sectores de: Salinitas, Los Cóbanos, Santa Águeda y El Flor . El tipo de muestreo empleado fue estratificado, permitiendo que el área pueda ser dividida en estratos, tomando como variable los principales tip os de hábitat existentes en el sitio. Al igual se utilizó conteo por puntos empleando una hora de observación en cada nido y un día en casa sector . E n la etapa de construcción del nido se obtuvo 673 registros, cortejo (n=55 ), copula (n=8), fase de incubac ión y alimentación de pollos (n=270 registros), 4 .1.1 Construcción del Nido. (Fase I) El 6 4 % de l os nidos encontrados estaban ubicados cerca de asentamiento s humanos (n=56) , sin embargo se observó que la especie a pesar de estar adaptada a estas circuns tancias, es muy cautelosa cuando se le observa . El nido consiste en una bolsa periforme alargada que se extiende de las ramas externas de los árboles que utiliza para la anidación. Se registró que la hembra construye el nido en un 100%, realizándolo en a proximadamente 2 a 4 semanas, también se observó que e l macho en esta actividad cuida a la hembra de depredadores , defiende territorio y cuida de otro s riesgo s (n= 492 ) de 604 viajes de la hembra en la etapa de construcción del nido ,

18. 18 TIEMPO EMPLEADO EN LA CONSTRUCCION DEL NIDO 0 2 4 6 8 ENHEBRANDO Con los da tos obtenidos en donde la hembra enhebra el nido se puede mencionar con confianza del 95% que la media (0.83) estaría en un intervalo de 0.76 y 0.90 segundos, mientras la desviación estándar verdadera está en algún lado entre 0.8 3 y 0.92 . Para el tiempo que se tardaban en llevar material se puede mencionar con una confianza del 95% que la media ( 0.71 ) estaría en un intervalo de 5.4 y 8. 9 minutos , mientras la desviación estándar verdadera está en algún lado entre 19. 1 y 21. 1. Como se muestra a continuación . Figura 2 : T iempo en minutos que la hembra empleo en enhebrar el nido.

35. 35 7. BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA Elizondo , L. H. 2000 . Especies de Costa Rica. Inbio. Icterus galbula. http://darnis.inbio.ac.cr/ fecha de consulta: 18 de febrero de 2008. Flood, N. J. 1990 . Aspects of the breeding biol ogy of audubon ́s oriole. J. Field Ornithol. Vol. 61 Nº 3, pp. 290 - 302 Fraga , R. M. 1989 . Colony sizes and nest trees of montezuma oropendolas in Costa Rica. Journal of Field Ornithology . Vol 60 Nº3 pp. 289 - 420. Herrera A. 2000 Especies de Costa Rica. Inb io. Psaracolius decumanus. http://darnis.inbio.ac.cr/ fecha de consulta: (18 de febrero de 2008). Howell, S. N. G & S. Webb. 1995. A Guide to the Birds of México an Northern Central American, Oxford, University. Pre ss, New York. Ibarra Portillo R. E. 2005 Flora y Fauna Vertebrada del Área Natural Protegida “Santa Águeda - El Zope” (Complejo Los Cóbanos), Sonsonate, El Salvador. San Salvador, MARN/AECI, 44 p. Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universi dad de El Salvador (ICMARES) 2006 “Diagnostico de la línea base de las condiciones biofísicas, socioeconómicas e institucionales del sistema arrecifal de los cobanos”. San Salvador.

19. 19 Fig ura 4 . Hembra construyendo el nido Foto: J. Herrera. TIEMPO QUE SE TARDABA EN LLEVAR MATERIAL MINUTOS 0 20 40 60 80 100 120 140 160 Como se puede observar en la figura 2 y 3 hay datos muy dispersos, esto significa que la especie no tiene un patrón de tiempo definido en enhebrar y llevar material, aunque la mayoría de los datos se agrupan en promedios como se observa en los gráf icos. La Hembra tuvo un promedio de 8.8 viajes por hora de 669 viajes observados en todas las actividades antes mencionadas, los materiales de construcción en su mayoría fue de hoja de C oco tero ( Cocos nucifera ) , esta utilizaba fibras gruesas y delgadas d ependiendo del amarre . Para tejidos menos gruesos utilizaba bejucos y ramas pequeñas de Conacaste Blanco o Negro dependiendo de la especie hospedera. Figura 3 : Tiempo en llevar mater ial de construcción

1. INFORME FINAL “ASPECTOS GENERALES DE LA OCURRENCIA DEL CACIQUE ALÍAMARILLA ( Cacicus melanicterus ), EN LA ZONA TERRESTRE DEL ÁREA NATURAL PROTEGIDA COMPL EJO LOS CÓBANOS, 2008”. PRESENTADO POR: LIC. ROBERTO RIVERA BR. JORGE HERRERA SAN SALVADOR, DICIEMBRE 2008 FUND ARRECIFE Fundación para la protección del Arrecife de Los Cóbanos

6. 6 1. OBJETIVOS Objetivo general Estudiar los aspectos generales de la ocurrencia del Cacique Aliamarillo Cacicus melanicterus , en la zona terrestre del Área Natural Protegida Complejo Los Cóbanos . Objetivos específicos  Documentar la biología reproductiva y post - reproduc tiva del Cacique Aliamarillo en lo que respecta a: determinación del tamaño de la población reproductiva, descripción del desarrollo pre - reproductivo (cortejo, cópula, búsqueda de sitios para anidar, proceso de elaboración de nidos), reproductivo (tiempo d e incubación y cuidado del nido, densidad de nidos) y post reproductivo (cuidado parental, alimentación de crías y descripción de huevos y plumajes de pichones, juveniles e inmaduros durante el año 2 del proyecto FIAES.  D ocumenta r la conducta reproductiva del Cacique A liamarillo, uso de materiales para la elaboración de nidos, ubicación de nidos, uso de especies arbóreas para la colocación de nidos, comportamiento de territorialidad, asociación con otras especies para anidar conjuntamente, uso de hábitat p ara anidar.  I dentificar, mediante criterios técnicos, sitios importantes para la conservación del Cacique A liamarillo en el ANP C omplejo L os C óbanos y brindar insumos para la conservación de la especie y sus hábitat asociados.  Identificar, mediante escal a de ponderación, las principales amenazas de C. melanicterus y realizar recomendaciones para contrarrestar las , así como jornadas de educación ambiental enfocadas en la importancia de la especie.

10. 10 El mismo autor señala que la estructu ra es usualmente suspendida de las ramas externas, utilizan hierbas o fibras largas, fuertes y flexibles. En la parte interna es usualmente compuesto por fibras más finas. Las aves más adultas construyen los nidos más finos y mejor elaborados en comparació n con los adultos jóvenes. Pleasants (1981) señala que los Bolseros de Altamira ( Icterus gularis) del este de México y Guatemala son sexualmente monomórficos. Sutton y Pettingill, (1942) cit. p or Sutton y Pettingill (1943) mencionan que en los primeros dí as de abril andan en parejas y luego comienzan a construir los nidos en un tiempo corto. (Flood, 1990) señala que en los periodos reproductivos la comunicación entre los miembros de las parejas es frecuente. Sus nidos en cuanto a estructura son de 63.5 cm y su diámetro de entrada es de 15.24 cm, su estructura es simétrica, sostenida por una horquilla de las ramas de los árboles, utiliza fibras de planta muy largas (Sutton y Pettingill, 1943). Se encuentran a una altura promedio de 10 m o más, los árboles s eleccionados por lo general tienen copas muy grandes. (Pleasants, 1981). Los nidos de I. gularis (Bolsero de Altamira) en El Salvador llaman la atención ya que en algunas ocasiones son colgados en las líneas de teléfono, particularmente se ayudan de algun os mechones de plantas epifitas (Dickey y Van Rossem, 1938 cit. Por Sutton y Pettingill, 1943). En el país tienen de 39 a 51 cm de largo (Dickey y Van Rossem, 1938 cit. Por Sutton y Pettingill, 1943). En algunas partes de México como Tamaulipas alcanzan 6 4 a 69 cm de largo, y de 13 a 15 cm de profundidad, algunas veces alcanzan nueve. (Bendire, 1895 cit.por Sutton & Pettingill, 1943). Los nidos de I. gularis (Bolsero de Altamira) en comparación con otras especies como I. pectoralis, (Bolsero Pechirayado) y Psarocolius wagleri (Oropéndola Cabecicastaña) son similares en estructura, profundidad también

20. 20 La hembra se tarda de dos a cuatro semanas para realizar el nido, utilizando fibra de hoja de coco, bejuco s y hojas (para las camas ya que hasta el final las llevaban). 4 .1.2 Cortejo Solo en la fase de construcción se observó cortejo en un 9.2 % de 60 registros. En esta actividad el macho es muy llamativo ya que se pone en una forma esponjada, con el mechón extendido, levantando la cola y las alas hacia adelante, vocaliza enérgicamente a la hembra, que está a solo unos centímetros de él. En ocasiones se puede observar que hacen una especie de danza, la cual La realizan cuando el macho se llega a posar a u na rama, y la hembra le vocaliza intensamente. También se registró que hacían vuelos acrobáticos a una altura de 30 cm del suelo y luego ascendían hacia las ramas de los árboles. Luego de esto la hembra sigue llevando material para la construcción del ni do. Figura 6 : Danza de la pareja de C. melanicterus Foto: J. Herrera Figura 5 . Macho cortejando a la hembra Foto: J. Herrera

23. 23 4 .3 Alimentación de las crías En esta actividad se observó mucha actividad por la especie , en este período se basa en un 100% de proteínas que les fue sustentado por insectos, se obtuvieron 285 registros, se documento que las hembras alimentan en un 61% (n= 174) y machos 32.6% (n=93); sin embargo se observaron ocasiones (n=18) en donde los progenitores llegaban al mismo tiempo, pero el macho dejaba que la hembra entrara primero al nido para luego entrar a alimentar a l a cría , esto representó 6.31%. A continuación se presenta el cuadro 3 en donde se presenta el tiempo promedio, desviación, máximos y mínimos. Cuadro 3. Sumario estadístico para la alimentación de las crías. Promedio 0.23 Desviación estándar 0.18 Mínimo 0.02 Máximo 1.2 Del cuadro anterior cabe mencionar que el tiempo promedio para alimentar a las crías fue de 0. 23 s con un intervalo de +/ - 0.0 2 en donde la media se podría encontrar entre 0. 21 y 0. 25 s con una desviación de 0.18 , del cual el tiempo máx imo fue de 1.2 min. Este se pude ver graficado en la figura 8. TIEMPO EMPLEADO PARA ALIMENTAR A LAS CRIAS MINUTOS 0 0.2 0.4 0.6 0.8 1 1.2 Figura 10: Tiempo en la alimentación de las crías.

4. 4 RESUMEN Para la investigación de Cacique Alíamarillo ( Cacicus melanicterus) se registr ó los aspectos generales de la ocurrencia en la z ona t errestre y zona de amortiguamiento del Área Natural P rotegid a Complejo Los Cóbanos, mediante videos y fotografías en formato digital y convencional , desde los meses de Abril a Agosto de 2008. Se evaluaron los sectores Los Cóbanos, El Flor, Salinitas y Santa Águeda. En los resultados obtenidos, se muestra que la h embra constru yó el nido en un 100% y el macho en esa actividad la cuida, defiende territorio y cuida de otros riesgos en un 77.43%. El tiempo promedio que la hembra emplea “ enhebrando ” el nido es de 0.83 , con una media de 8.8 viajes por hora; el cortejo se observó en la fase de construcción de nidos con 8.2% y un promedio de c ópula de 5.6 s de duración. La fase de incubación tuvo un promedio de 7. 0 min en donde la pareja era muy sigilosa . Los pollos fueron alimentados en un 100% de proteínas , estos desarr ollan rápido, el primer día de haber salido del nido ya pueden volar. Se encontró un total de 83 nidos distribuidos de la siguiente manera para El Flor en un 42%, Santa Águeda con 26%, Salinitas 23% y Los Cóbanos con un 9%. C. melanicterus uso las siguien tes especies vegetales como hospederas: Conacaste Blanco ( Albizia caribea ) 72%, Conacaste Negro ( Enterolobuim cyclocarpum ) 16 %, Ceiba ( Ceiba pentandra ) 6 %, Coco ( Cocos nucifera ) (5%) e Izcanal ( Acacia hindis ) 1%.

21. 21 4 .1.3 Cópula Se observó en 8 ocasiones representando un 1.2%, esta tiene un promedio de 5.6 s, es relativamente corta de tiempo y se lleva de la siguiente manera: la hembra vuela hacia una rama y se pone en una manera esponjada y luego le voc aliza al macho que inmediatamente llega y se reproduce. 4 .1.4 Defensa de Territorio Esta actividad se observó en 107 ocasiones representando un 16.56% de las actividades de la especie en la fase de construcción, incubación. Esta fue observada solo po r el macho y consistía de la siguiente manera, el macho con el mechón levantado, se posaba en las ramas superiores cerca del nido vocalizando y observando, en ocasiones cuando se acercaban otras especies de aves este saltaba para alejar el peligro. 4 .2. In cubación (Fase II) La fase de incubación tuvo un promedio de 7.0 min, en donde la pareja no vocalizaba mucho. Y 5.9 min el promedio del tiempo que la hembra y el macho se ausentaban del nido. En esta fase no se escuchaban vocalizaciones por parte de C. mel anicterus. El macho en ocasiones permanecía ausente por largos periodos. Los huevos son de color blanco con manchas cafés, miden de 2.8 a 3 cm de largo y 1.8 a 2 cm de ancho, con una forma ovalada. Figura 7 : Cópula de C. melanicterus Foto: J. Herrera Figura 8: Macho defendiendo Territorio Foto: J. Herrera

22. 22 La especie en esta labor es muy cautelosa y callada , se o btuvieron 49 registros de la cual la hembra incuba en un 100%, el macho la acompañó un 49% (n=24) este permanece cayado y no realiza actividades que llamen la atención, cuando la hembra salía del nido era para alimentarse o descansar. A continuación se pre senta el cuadro 2 en donde se el sumario estadístico para esta fase. Cuadro 2. Sumario estadístico para la incubación Promedio 7.0 Desviación estándar 7.6 Mínimo 0.1 Máximo 39 Del cuadro anterior se puede mencionar que el tiempo promedio por la hembr a en la incubación fue de 7 min con un intervalo de confianza del 95% que es +/ - 2.4 esto significa que la media podría estar entre 4.6 y 9.0 min, con una desviación de 7.6 cuyo intervalo estaría entre 6.22 y 9.64, con un tiempo máximo de 39 min. (ver figu ra 7). TIEMPO EMPLEADO PARA LA INCUBACIÓN MINUTOS 0 10 20 30 40 Figura 9: Tiempo empleado en la incubación.

11. 11 utilizan ramas en forma de horquilla donde son sostenidos ( Sutton y Pettingill, 1943). El rango de los nidos de P. wagleri es de 56 a 102 cm de largo (Chapman , 1928, cit.por Sutton y Pettingill, 1943). Algunos problemas que presenta I. gularis (Bolsero de Altamira) es el amensalismo por parte de M olothrus aeneus, dicho problema es el responsable de la mortandad de otras especies (Oberholser, 1974 citado por Pl easants, 1981). Sin embargo I. gularis puede interactuar con otras especies como Tyrannus spp. ; Pitangus sulphuratus, pues ya que se han registrado nidos cerca de estas especies (Bent 1958 citado Por Pleasants, 1981). Ridgely y Gwynne, (1989, citado por. H errera , 2003) mencionan que la Oropéndola crestada ( Psarocolius decumanus ) habita en bosques y bordes de bosques, así como en Áreas abiertas con grandes árboles de Costa Rica. Construye grandes nidos colgantes en las ramas de árboles altos, en los cuales e ncuba sus huevos. Usualmente se asocia con bandadas mixtas de caciques y otras especies de oropéndolas (Hilty y Brown, 1986 citado por Herrera 200 0 ). Según Elizondo (2000) la Oropéndola de Montezuma ( Psarocolius montezuma ) en Costa Rica f recuenta árboles a islados en claros o áreas parcialmente despejadas, aunque penetra al dosel del bosque para forrajear. En su mismo estudio menciona que , las hembras g eneralmente anidan en colonias densas y los machos compiten entre ellos para obtener acceso a los grupos d e hembras en las colonias de anidación. El macho alfa previene a los otros machos para que no se aproximen a las hembras. Cuando las hembras finalizan los nidos y ponen sus huevos, los machos se movilizan a áreas de hembras que aún no han puesto sus huevos . L a Oropéndola Montezuma tiene un sistema de apareamiento con defensa de la hembra. Su nido consiste en una bolsa periforme voluminosa de tejido apretado,

24. 24 4.4 Descripción de los juveniles, e inmaduros (fase III) Los pollos salen del nido muy desarrollados, el primer día de haber salido ya pueden volar distancias de +/ - 50 m ayudados de su s progenitores. Para el caso del juvenil de la figura 10 fue observado desde que sus padres construyeron el nido hasta que el pollo salió de este (n=16 semanas). Los juveniles presentan una ceja amarilla y una cola no tan desarrollada y la línea amarilla e n las cobertoras primarias que es característico de la especie. En cuanto a los inmaduros, estos son más grandes parecen adultos con la diferencia que presentan algunas manchas en las cejas de color amarillo, otra forma de identificarlos es por el cant o ya que es más desafinado que el de los adultos. 4.5 Distribución de los nidos Se registraron un total de 8 3 nidos distribuidos en los sectores Santa Águeda, Salinitas, El Flor y Los Cóbanos. Se documento que El Flor fue el lugar con mayor cantidad de n idos (n=34) seguido de Santa Águeda (n=21) y Salinitas (n=20). (Ver figura 11) Figura 11 . Juvenil d e C. melanicterus recién salido del nido. Foto: J. Herrera. Nº NIDOS POR SITIO 8 34 20 21 0 10 20 30 40 Los Cóbanos El Flor Salinitas Santa Águeda Figura 12: Numero de nidos por sitio.

26. 26 De los 83 nidos se puede mencionar que tuvieron una altura promedio de 9 m con un intervalo de confianza del 95% que es de +/ - 0.77 en donde la media podria estar entre 8.14 y 9.68 m, una desviación estándar de 3.5. (Ver cuadro 4) Cuadro 4. Sumario estadístico para las alturas de los nidos. Promedio 9 Desviación estándar 3.5 Mínimo 3.0 Máximo 20 ALTURA DE LOS NIDOS METROS 0 4 8 12 16 20 4 . 6 Breve descripción de los s itios de anidación La población reproductora de C. melanicterus anido en los cuatro sectores mencionados anteriormente, esta especie anido en las cercanías de los asentamientos humanos, carretera, ríos y acequias. 4.6.1 Los Cóbanos E n este sector se regi straron 8 nidos, 4 ellos se encontraron en la entrada d el hotel Las Veraneras , 2 en la cancha de golf y 2 en la calle del Privado, el lugar esta muy presionado con lugares de resorts , industria hotelera, y camaronera . Figura 14: Altura de los nidos.

17. 17 esto hace un 81.45 % y e l macho permane ció ocasionalmente ausente del lugar de anidación (n=15 4 ) haciendo un 25.49 %. A c ontinuación se presenta los tiempos máximos, mínimos, p romedios y desviación estándar, que la hembra empleo para la construcción del nido. Cuadro 1 Sumario est adístico de la Fase 1 FASE 1 E nhebrando / min en la entrada / min llevar material / min Promedio 0.83 0.1 7.1 Desviaci ón Estándar 0.87 0.1 20.2 Tiempo mínimo 0 0.0 0.2 Tiempo máximo 6.43 1.0 320.0 Muestra 604 477 526 Del cuadro anterior cabe mencion ar que las veces que se observó enhebrando el nido fue (n= 604 ) ; luego la hembra pasaba un tiempo posada en la entrada (n=477), para después acar r ear material, siendo observada en 526 ocasiones . En el grafico que se muestra a continuación se muestra el tie mpo empleado por la hembra enhebrando el nido en donde el recuadro gris es el intervalo de confianza, el punto rojo es la media, y la línea azul que divide el recuadro es la mediana, los puntos que sobresalen serian los puntos dispersos .

25. 25 Según la figura 11 el mayor número de nidos se dio en el sector El Flor con 34 representando 41 %, y el lugar con menos nidos fue Los Cóbanos con ocho siendo un 10 %. Ca be destacar que Santa Águeda se tomó en cuenta sub - sectores los cuales eran Hacienda Marques y Comandaris en donde se encontró 21 nidos (25%) y Salinitas con 20 (24%). A continuación se presenta el cuadro 3 donde se detalla el número de nidos por especie v egetal. Cuadro 3. C antidad de nidos construidos en las especies vegetales que utiliza Cacicus melanicterus como hospedera. Árbol utilizado Nº de nidos construidos Con.bla ( Albizia caribea) 60 Con.neg ( Enterolobium ciclocarpum) 13 Ceiba (Ceiba pentandra ) 5 izcanal(Acacia hindis) 1 Coco ( Cocos nucifera ) 4 Total 83 *Con.bla= Conacaste Blanco, * Con.neg= Conacaste Negro; La especie vegetal como hospedera que mas utilizó C. melanicterus fue Conacaste Blanco ( Albizia caribea ) 72%, Conacaste Negro ( Enter olobuim cyclocarpum ) 16 %, Ceiba ( Ceiba pentandra ) 6 %, Coco ( Cocos nucifera ) (5%) e Izcanal ( Acacia hindis ) 1%. Figura 13: Numero de nidos en las especies vegetales NUMERO DE NIDOS EN LAS ESPECIES VEGETALES 60 13 5 4 1 0 20 40 60 80 con.bla con.neg ceiba coco izcanal

3. 3 INDICE DE FIGURAS Y CUADROS Figuras 1. Mapa uso de suelo............................................................ .. ...... ... 13 2. Tiempo en que la hembra empleo en enhebrar el nido ... ............. ...... .... 18 3. Tiempo en llevar material de construcción ... ........................... ...... ...... 19 4. Hembr a construyendo el nido............... .... .............................. ......... 19 5. Macho cortejando a la hembra... ... .................. ..... ........................ .... 20 6. Danza de la pareja de Cacicus melanicterus................................. .... .. 20 7. Cópula de C. melanicterus ...................................................... .... ....21 8. Macho defendiendo Territorio ............... ..... ................................. .... ..21 9. Tiempo empleado en la incubación .... ....................................... .... ....22 10. Tiempo en la alimentación de las crías ....................................... .... ...23 11. Juvenil de C. melanicterus recién salido del nido............ .. ............ ..... ...24 12. Numero de nidos por sitio ..................... ..... ........................... ... ... .. ...24 13. Numero de nidos en las especies vegetales......... .. .................. ... ...... .. 24 14. Altura de los nidos............................................................... .. ... ..... 26 15. Las Veraneras Resorts .................. ... .................................... ... ... .... 27 16. Puente de la entrada del caserío El Flor ..................... .... ......... ... ...... .. 27 17. Desvío Residencial Salinitas ............... .... .............................. ... ...... .. 28 18. Santa Águeda ........................ . .......................................... ... ...... ... 28 19. Mapa de distribución de nidos........................ .. ........................ ... ... ... 29 20. Nidos realizados en los diferentes cuerpos de agua ......... .. ......... ... ... .... 30 21. Cantidad de nidos en los cuerpos de agua......... .... .................. ... ...... .. 31 Cuadros 1. Sumario est adístico de la Fase 1................................................ ....... 17 2. Sumario estadístico para la incubación....................................... ...... .22 3. Sumario estadístico para la alimentación de las crías..................... ...... 23 4. Cantidad de nidos construidos en las especies vegetales............... ....... 25 5. Sumario estadísti co para las alturas de los nidos........................... ..... .26

42. 42 Santa Águeda 12 12 S O Coco 15 Santa Águeda 13 76 SO O Con.bla* 7 Santa Águeda 14 77 S N Con.bla* 5 Santa Águe da 15 78 S O Con.bla* 9 Santa Águeda 16 79 N NO Con.bla* 6 Santa Águeda 17 79 O O Con.neg** 12 Santa Águeda 18 10 S N Con.bla* 7 Santa Águeda 19 11 O O Con.bla* 9 Santa Águeda 20 80 S S Con.neg** 12 Santa Águeda 21 81 S N Con.neg** 9 *Con.bla = C onacaste Blanco , * * Con.neg= Conacaste Negro;

41. 41 El Flor 22 14 S S Con.bla* 12,0 El Flor 23 15 NO O Ceiba 7,0 El Flor 24 42 N N Ceiba 5,0 El Flor 25 43 N N Con.neg** 6,0 El Flor 26 45 SE S Con.bla* 18,0 El Flor 27 30 NO NO Con.bla * 7,0 El Flor 28 32 O S Con.bla* 5,0 El Flor 29 33 SE NO Coco 4,0 El Flor 30 44 E SE Con.bla* 7,0 El Flor 31 51 N N Con.bla* 7,0 El Flor 32 54 N S Con.neg** 7,0 El Flor 33 55 S E Con.bla* 5,0 El Flor 34 59 E E Con.neg** 5,0 Los Cóbanos 1 29 N N Con .bla* 8,0 Los Cóbanos 2 34 N NO Con.neg** 12,0 Los Cóbanos 3 57 SO O Con.bla* 10,0 Los Cóbanos 4 53 NO O Con.bla* 8,0 Los Cóbanos 5 52 N N Con.bla* 9,0 Los Cóbanos 6 58 N NO Con.bla* 7,0 Los Cóbanos 7 56 NO O Con.neg** 8,0 Los Cóbanos posible 28 N N Ceiba 5,0 Santa Águeda 1 70 S N Con.bla* 9,0 Santa Águeda 2 71 O O Con.bla* 6,0 Santa Águeda 3 72 S N Coco 7 Santa Águeda 4 66 O NO Con.bla* 14 Santa Águeda 5 65 E E Coco 7 Santa Águeda 6 73 N S Con.neg** 6 Santa Águeda 7 74 N N Con.bla* 13 Sa nta Águeda 8 7 O NO Con.bla* 14 Santa Águeda 9 8 O O Con.bla* 9 Santa Águeda 10 9 SO O Con.bla* 10 Santa Águeda 11 75 E N Con.neg** 15

40. 40 Anexo 4 . Especies vegetales utilizadas como hospederas por C. melanicterus. Sector Nº nido x sector Nº nido total Orientación Árbol utilizado Altura/m Orientación nido en árbol Salinitas 1 1 E E Con.bla* 4, 0 Salinitas 2 2 S S Con.bla* 7,0 Salinitas 3 3 S O Con.bla* 9,0 Salinitas 4 6 N N Con.bla* 8,0 Salinitas 5 4 O NO Con.bla* 5,0 Salinitas 6 5 S S Con.bla* 9,0 Salinitas 7 31 O NO Con.bla* 7,0 Salinitas 8 50 S S Con.bla* 10,0 Salinitas 9 62 N N Co n.neg** 8,0 Salinitas 10 61 O O Con.bla* 3,0 Salinitas 11 60 E E Con.bla* 10,0 Salinitas 12 47 NE NE Con.bla* 12,0 Salinitas 13 48 SO SO Con.bla* 11,0 Salinitas 14 49 NE N Con.bla* 6,0 Salinitas 15 63 O O Con.bla* 20,0 Salinitas 16 64 O O Con.bla * 18,0 Salinitas 17 68 N N Con.neg** 7,0 Salinitas 18 67 NO NO Con.bla* 9,0 Salinitas 19 69 E E Con.bla* 13,0 Sallinitas 20 83 O O ixcanal 5.0 El Flor 1 17 N NE Con.neg** 15,0 El Flor 2 18 NO NO Con.bla* 13,0 El Flor 3 19 S SO Ceiba 10,0 El Flor 4 20 O NO Con.bla* 7,0 El Flor 5 21 S S Con.bla* 6,0 El Flor 6 35 S NO Con.bla* 8,0 El Flor 7 36 N N Con.bla* 10,0 El Flor 8 22 O O Con.bla* 6,0 El Flor 9 23 S SO Con.bla* 8,0 El Flor 10 37 N NO Con.bla* 11,0 El Flor 11 26 NO NO Con.bla* 6,0 El Flo r 12 27 SE S Con.bla* 5,0 El Flor 13 24 O O Con.bla* 6,0 El Flor 14 25 O O Con.bla* 18,0 El Flor 15 46 O O Con.bla* 8,0 El Flor 16 38 S S Con.bla* 10,0 El Flor 17 39 S E Ceiba 12,0 El Flor 18 16 N N Con.bla* 8,0 El Flor 19 40 NO NO Con.bla* 12,0 El Flor 20 41 NE N Con.bla* 7,0 El Flor 21 13 E SE Con.bla* 10,0

Views

  • 386 Total Views
  • 307 Website Views
  • 79 Embeded Views

Actions

  • 0 Social Shares
  • 0 Likes
  • 0 Dislikes
  • 0 Comments

Share count

  • 0 Facebook
  • 0 Twitter
  • 0 LinkedIn
  • 0 Google+

Embeds 3

  • 3 95.216.100.230:8069
  • 1 www.fiaes.org.sv
  • 2 www.google.com