Erradicación de la plaga de bosque de Pino a través de gobernanza territorial

En la región oriental del país se aprecia la continuidad de los pinares que caracterizan la norte de El Salvador. En el Área de Conservación Nahuaterique se ubican las Cordilleras Cacahuatique y Nahuaterique, extendidas en los municipios de Ciudad Barrios, en el departamento de San Miguel; Osicala, Corinto, Arambala, San Fernando, Joateca, Perquín, Lolotiquillo, Torola, Yoloaiquín, Delicias de Concepción, Gualococti y Jocoaitique, en el departamento de Morazán. Lislique, Nueva Esparta y Polorós en el departamento de La Unión.

A inicios del año 2016, en los pinares del norte en Morazán, San Miguel y La Unión se identificaron brotes del gorgojo descortezador, al que se le atribuye el cambio de color verde de las montañas de pinares a un amarillo-café-rojizo. Este pequeño insecto provocó graves afectaciones a importantes zonas de recarga hídrica. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), solo en el caso de Morazán, se reportó un total de 251.25 manzanas afectadas, con 256 brotes y 53,088 árboles afectados.

Ante esta amenaza surgió un mecanismo de interacción que permitió establecer acuerdos entre la sociedad civil, las instancias de gobierno, los entes privados y productivos del territorio para enfrentar la amenaza del gorgojo descortezador.

Intervención

Ante la emergencia del gorgojo descortezador, en septiembre 2016, el Consejo de Administrativo del FIAES, aprobó un fondo de emergencia por US$ 350,000, para ser ejecutado en todo el país. Específicamente para la zona norte de Morazán, se destinaron $80,467.42 para enfrentar la amenaza y disminuir los daños del descortezador de pino, atendiendo la solicitud de la Sociedad Civil integrada en la Comisión Intersectorial contra el Gorgojo del Pino.

Dos actores claves que materializaron el apoyo del FIAES, en la etapa de emergencia, fue la Fundación Segundo Montes (FSM), atendiendo los municipios de Arambala y Joateca; y el Patronato para el Desarrollo de las Comunidades del Norte de San Miguel y Morazán (PADECOMSM), en los municipios de Torola, San Fernando y Perquín.

Se intervinieron un total de 163 brotes, derribando un total de 18,328 árboles infectados. FIAES apoyó el equipamiento con motosierras, lazos, tecles, cascos, chalecos, guantes y gabachas de cuero; y la generación de empleo a 72 personas e igual número de familias que conformaron las 12 brigadas de control del gorgojo.

Resultados

Los logros importantes de este proceso son la creación de subcomisiones de trabajo para gestionar, incidir, supervisar, documentar, sistematizar el proceso de atención a la plaga y la actualización de las dinámicas de monitoreo y restauración, desde la Comisión Intersectorial.

La sostenibilidad de este esfuerzo de coordinación ha comenzado a dar pasos agigantados, ahora con la fase de restauración se han sumado dos nuevos actores: La Fundación Perquín para las Oportunidades Educativas (PEOF, por sus siglas en inglés) y la Asociación Comunal de Mujeres de Morazán (ACMM). Estas organizaciones ejecutan proyectos de siembra de pinos, producidos con fondos de OIRSA, MAG y municipalidades, que representa una inversión de FIAES de $73,233.50 en la restauración y monitoreo con imágenes áreas del bosque de pino.